Formas de ahorrar energía y agua dentro del hogar

Formas de ahorrar energía y agua dentro del hogar

La energía en la actualidad es más que esencial para el funcionamiento de industrias, negocios o para hacer más fácil nuestra rutina diaria, por lo tanto si ésta no existiera sería más que imposible el abastecimiento de todos los recursos esenciales, alimenticios y en el área de transporte, sin embargo, al igual que la energía es importante también es crucial que nos demos cuenta de que existe un gran exceso de gasto energético, esto es perjudicial  no solo para nuestro bolsillo por las grandes cuentas de luz, sino para todo el planeta en general. Por lo tanto es importante fomentar el ahorro de agua para así reducir el gasto y además ayudar a hacer de este planeta un lugar más ecológico, más sano, en el cual se utilizan menos cantidad de recursos naturales para todo lo que el hombre necesite.

A continuación te damos algunos tips para que aprendas a ahorrar energía dentro de tu hogar:

  1. Cambiar las ventanas por unas suficientemente aislantes: El material utilizado para las ventanas aislantes no es un conductor térmico, por lo tanto no permite que el frío o el calor pase a través de él, por lo tanto tiene doble capacidad de aislamiento en comparación con cualquier ventana de aluminio, con esto se va a reducir la utilización de calefacción o aire acondicionado depende de la temperatura que se maneje en el exterior.
  2. Utiliza bombillas LED o de bajo consumo: Las bombillas habituales sólo son capaces de convertir en iluminación el 15% de la electricidad que estos consumen, mientras que lo demás solo lo transforman en calor,  por su parte los bombillas LED utilizan menos cantidad de energía eléctrica para producir la misma cantidad de iluminación, además de ello tienen una vida útil mucho más larga en comparación con las incandescentes, el único contra que posee estas bombillas es que son más costosas, sin embargo, compensa el gasto con el ahorro que se va a reflejar en las facturas de energía.
  3. Está atento a la cantidad de energía que consumen los aparatos eléctricos de tu hogar: Todos los aparatos electrodomésticos que son ahorradores de energía tienen el mismo inconveniente de las bombillas, poseen un costo realmente elevado que en muchas ocasiones no está al alcance de todos los bolsillos, pero su bajo consumo compensa el esfuerzo, un ejemplo de esta clase de electrodomésticos son la lavadora y el lavavajillas, los cuales tienen que cargarse al máximo. En la cocina, las placas de inducción son capaces de consumir menos energía si se les compara con las vitrocerámicas y el gas, a su vez utilizar las olla a presión también permiten el consumo de energía porque se prepara la comida en menos tiempo, ahorrando de esta forma en la factura.
  4. Temporizadores y termostatos controlan la calefacción: Es importante instalarlos para siempre mantener una temperatura estable dentro del hogar, de esta forma puedes adecuar la temperatura del aire acondicionado o de la calefacción y consumir la energía exacta, para tener un ambiente agradable dentro de tu hogar.